...BIEMVENIDO A LA CASA DE LOS AMIGOS DONDE HABITAN LOS SUEÑOS.

domingo, 29 de octubre de 2017

DESPACITO ASERE ¿QUÉ BOLA CONTIGO?

MARINA GAVIOTA VARADERO CUBA
15 DE OCTUBRE 2017.
fotos:Derechos de autor 


A lo largo de estos años en numerosas reuniones familiares y de amigos donde siempre estuvo presente la comida Cubana y los tragos no era raro que en algún momento salieran a flote los temas cubanos , la idiosincrasia es más poderosa que la distancia y recordar a los amigos del barrio o enterarse del ultimo chisme no dejan de estar de moda aunque digamos otra cosa.


Pero bien a lo que voy, mucha gente que conozco siempre añoró la idea de que un día levantaran la prohibición de viajar a la isla por mar de forma legal y decían, -Es un viejo sueño. Entonces salía la Historia de Camarioca y los hechos de la embajada del Perú, recuerdo que en uno de esos encuentros de fin de semana alguien dijo - Salí un día en un barco y me dije, algún día regresaré también en uno con toda la familia. Nada que el tiempo pasa pero las palabras quedan. 


Ahora resulta que se ha anunciado de forma oficial por el gobierno de la Isla que a partir de los próximos días los emigrados cubanos pueden viajar por mar a su tierra natal , un hecho inédito pero como ocurre con la ciencia ficción, todo lo que el ser humano piense será capaz de realizar un día, solo falta la voluntad para que así sea.


El cubano llega a ser creativo por que la "lucha!" como se le dice en la Isla o la sobre vivencia en el lenguaje popular, nos han dotado de un carácter evolutivo peculiar , llegamos a reírnos de nuestra propias desgracia y hasta buscamos soluciones increíbles para resolver, recuerdo que muchas veces puse un cartón para tapar dos huecos en mis únicos zapatos de salir a las descarguitas, mucho brillo por arriba y se mojaban mis pies por debajo cuando llovía, todos tenemos algo que contar y muchas cosas por la que sentir orgullo.


Hace muy pocos días estuve en Cuba, fuimos todos no quedo nadie en casa, estuvimos en la Marina Gaviota de Varadero situada a pocos kilómetros de donde viven nuestros familiares, no podía imaginar entonces que ese lugar sería motivo de una noticia que recorrería el mundo, en esa ocasión le dije a mis hijos.- Es una lastima que este lugar tan bonito este ahora así, vacío, en vez de que el gobierno cubano levante la prohibición de poder viajar libremente por mar a todos los cubanos que quieran hacerlo desde EEUU, mi hijo Anthony me miro y pregunto ¿Por qué no lo hacen? .Le respondí , algún día tendrán que enfrentarlo por que es un error que ya ha pasado de moda. Todavía recuerdo esto y pienso que las premoniciones pudieran existir, aunque me inclino a pensar que las circunstancias logran mas que los deseos. 

LAS NUEVAS CIRCUNSTANCIAS.

Por eso no estaría de más que el concepto de botella adquiera ahora un nuevo giro,aparecerán los taxis de Uber convertidos en EMBARCACIONES tirando pasajes claro con timoneles cubanos, a lo mejor aparecen los amarillos marítimos , alquileres de 90 millas con un máximo de 180 millas y cobro de una cuota adicional como ocurre con las rentas de autos,el negocio de la venta de gasolina con descuentos para todo lo que se mueva por el agua le auguro jugosas ganancias.

Por último como la cosa es por el agua las líneas aéreas que vende pasajes a CUBA a lo mejor lanzan un nuevo producto turístico.

"VIAJE POR MAR Y REGRESE POR EL CIELO"

Si la técnica le falla tendrán que bajar los precios actuales por que es mejor costear el viaje entre un grupo de amigos y familiares que pagar 450.00 a las aerolíneas según los precios actuales a VARADERO.
Nada que como Despacito " habrá o abra" que ver ..se me olvidaba .... voy en esa asere, ¿Qué bola contigo?










viernes, 27 de octubre de 2017

EL ULTIMO ENCUENTRO REAL Y EN VIVO DE CADA HISTORIA SIN CONTAR.

 ...mas allá todos abrazados lloran la partida de un familiar querido que se pierde tras unas rayas amarillas dispuestas de forma intencional sobre el piso y que separan el ultimo encuentro real y en vivo de cada historia sin contar.
Mayo 2013... Ha pasado el tiempo, siempre pasa sin darnos cuenta... 

Las pizarras informativas anuncian atrasos en varios vuelos, el nuestro es uno de ellos. En la memoria ha quedado la Habana y mi gente borrándose de las calles y las esquinas, los ómnibus repletos la venta de periódicos y el mar batiendo con furia las piedras eternas del malecón con sus historias de amor y luna .

Pido un café el ultimo,mientras espero el tiempo parece detenerse , los niños juegan inocentes desde sus escasos años y una música de cuyas notas rebotan palabras que tarareamos tantas veces ahora quedan dibujadas en las paredes y los techos rojos del recuerdo, allá están los amplios ventanales de cristal y la pista que reverbera en este verano violento del caribe, donde descansa el avión que aguarda la salida ordenada¨ de cuatro cubanos en la lista de los veinte mil según reza en los acuerdos migratorios que permanecían con vida por aquel entonces pero que como ocurre con el amor de las novelas se diluyo al final del camino tiempo después.

A nuestras espaldas la puerta más famosa de la tierra,la ultima cola cubana avanza rápido y en silencio, nadie puede colarse ,no hay socios que intercedan por los amigos, todos tenemos un número de asiento y un espacio , el mundo se abre desafiante ante nosotros.Cada mirada, un libro abierto y sin comentarios .

No hay dudas , en pocas horas será otro el piso y el olor de los arboles y nuevos poemas, sobre nuevos puentes y nuevas calles a recorrer, pero con los mismos recuerdos y las mismas historias increíbles de los cubanos de allá y de acá, envueltos todos en esta inverosímil pero cierta hecatombe de la especie humana ... pero no somos los únicos las agencias de viajes informaron que los pasajes de avión se agotaron ¡ volaremos a EEUU como la familia de turistas cubanos que nunca fuimos...

Allá abajo la ciudad desconocida Miami, el nombre escuchado por primera vez casi al abrir los ojos el día en que nacimos,las enormes carreteras repleta de autos, los techos rojos y el mar, siempre el mar como un cuño en nuestras vidas, el avión al hacer contacto con la pista hizo que todos los pasajeros aplaudieran al unisono en reconocimiento a las pericias de los pilotos, como ocurre en un concierto cuando la canción nos gusta a todos.

Aquel día había llovido mucho y las autopistas estaban mojadas por lo que no podíamos avanzar con rapidez, la ciudad se abría paso ante nuestros ojos exhibiendo sus enormes edificios y el entretejido admirable de las construcciones donde miles de obreros pusieron sus manos para hacer realidad aquellas maravillas de la arquitectura, puentes y carreteras que se elevaban y caían como una cascada de asfalto, entonces fue que imagine la Habana con aquellas autopistas iluminadas y etéreas pero muy pronto regrese a la realidad.
Nuestro deslumbramiento crecía y con el un dolor de cabeza pertinaz que no he olvidado nunca y que estaría presente por varios meses luego de nuestra llegada- Siempre sucede al principio me decían los amigos, es un cambio demasiado brusco.

Si tenían razón 
    

Octubre 2017.

 Es un día lluvioso... Continuara... 

domingo, 11 de junio de 2017


Dedicado a todos los que están ahí.Esperando la señal de que estas ahí

Estas en Facebook.


Te adivino suavemente en la oscuridad
de las cortinas azules 
estarás ahí.
Rodeada por esa luz verde que me acompaña
como una lápida.
Estas ahí
En brazos de la noche.
 huidiza penumbra de sueños.
Cada sombra tiene un significado conocido 
 cómplice oculto.
 Verde en la próxima centuria. 
 Estas ahí...
Tu presencia en la misma ventana
De Penélope  dama irrepetible
a la espera del violín que no encontramos .
Verde  fueron los campos 
que nos disimularon entre sus hojas.
Voy a cerrar el teléfono 
Mañana a la misma hora
Sucumbiremos .
Seremos infinitos y virtuales.
Una luz verde en cada extremo del planeta
descubrirá nuestra presencia
 mientras existamos.

POESÍA.
JORGE GARCÍA.
A Juan Manuel Serrat un grande de la música Hispana.
Penelope 


 TRES COSAS. 

Recogeremos dos o tres cosas.
Una, tu mirada.
Dos, el espacio que separan nuestras aguas.
Tres, el silencio. 
Solo eso.
No bastarán las melodías
Ni el susurro
´Ni la despedida.
Después vendrá la indescifrable quietud.
El despertar de las estaciones en la yerba mojada
El caminar sin rumbo fijo de los domingos
en las olas sucesiva de los años.
Suave muy suave desaparecerán los besos 
en el interminable aroma de los caminos.
La soledad de la bruma.
El palpitar de tu inconfundible corazón
que no quiso marchar.

domingo, 23 de abril de 2017

                

                                                
                               LA GOTA DE AGUA.
Otros puentes y otros arboles
En la sombra de Mayo
Disimulan cada gota de agua
Que ha vuelto a caer
Irrepetible y solitaria.
Otras calles se pierden en
Sus pasos apretados por el frío
Levitando en el lecho
Que no pudo ser vencido
Por los designios del tiempo.
No le mientas a un poema
Confiésate tus pecados terrenales
De no haber amado con mayor fuerza
No mientas frente al espejo
Tu barca ha puesto velas
Y se aleja poco a poco
Transitando el camino de los mortales
No mientas a un poema
aunque sea noche cerrada.

domingo, 29 de enero de 2017

POESÍA. El nido

               

  EL NIDO.

Todos tenemos un lugar donde depositarnos
Un espacio donde no transcurre el tiempo
los minutos y los días.
Incongruentes, taciturnos
Los segundos se queman
En la hoguera
Ese lugar de piedra y espanto
de caminantes noctámbulos
que todos conocemos.

Sin palabras ni gestos
un punto de quietud
en algún lugar
Mapa en el reloj
donde restauramos
reliquias de largas travesías
velas raídas entregadas a los vendavales
Al siglo que ha ido Borrando
cada imagen conocida
cada sueño inconcluso
del teatro de la vida.
Todos incluyéndote a ti
Tenemos un nido donde amarnos
Un sitio perdido en las entretejidas calles
De este mundo.
Todos somos propietarios absolutos del aire que respiramos
Un pequeño punto, suficiente.

Todos los derechos reservados.

EEUU Enero 2017.

domingo, 8 de enero de 2017

LA RARA AVE DEL AGUA.Por Jorge García.


A la memoria del pueblito en que nací, donde la lluvia no ha dejado de caer en los recuerdos de la infancia...

Levanto la voz para que la escucharan claramente.
- Pónganse los zapatos y todos lejos de las ventanas. 
Inquisidora camino en dirección a los niños que apretujados la miraban obedientes con la inocencia dibujada en sus ojos, los pies descalzos sobre el piso era un mal presagio para las descargas eléctricas que enfurecidas comenzaban hacer temblar la tierra.
Pronto comenzó a llover con tal fuerza ,que cataratas de agua caían del cielo sin compasión sobre los techos indefensos, empapando rápidamente las tablas de palma de las paredes, el olor a tierra mojada se esparció golpeando suavemente las mejillas del suelo y poniendo en fuga a las aves de corral que corrieron en dirección a la cochera para guarecerse del vendaval que se avecinaba , allí estaba Relajo el cuadrúpedo más grande de la casa que nervioso movía sus patas para finalmente romper el silencio con un resople sostenido de caballo al fin.

Pronto la calle se convirtió en un mar cristalino salpicado por millones de gotas que en loca carrera se precipitaban unas encima de otras.

En la panadería Santo Mayor, la madera para que los hornos pudieran funcionar por varios días estaba asegurada y en resguardo. Roberto Enfrentado el doctor del pueblo pondría una vez más en alto su apellido de hacer verdaderos aportes a la medicina utilizando cuantas yerbas salvaje y plantas encontrara a su paso, Bejucuby, Almacigo, Güira, Zapatón, Lengua de Vaca, Albahacas Moradas y cortezas de Cedro, Aguacate ,Mango enano, Campanillas Blancas, retoños de naranja agria, Guisaso de caballo y muchos más, de allí extraía Zumos prodigiosos para elaborar ungüentos y bálsamos, capaces de curar enfermedades diversas, tan abundantes en el trópico producidas por los mosquitos y el calor insoportable.

La rara sabiduría la heredó de una bisabuela negra llegada del África y que después de muerta la gente la recordaba por dos cosas , por lo puta que fue con las portañuelas y todo el bien que hizo con sus manos y pensaban que viendo a Roberto Enfrentado la reencarnación de Ramona era posible, el seguía fiel al ejemplo en cuestiones de la cama y la cura de raras enfermedades, por eso la tormenta lo había sorprendido en la casa de Amada, una bella joven de veintidós años a la que ofrecía sus servicios ante una caprichosa dolencia de artritis que esta padecía y que todos se cuestionaban, porque nunca ser humano la vio en estas tierras, el dolor comenzaba en el tobillo y terminaba casi llegando a una cintura frágil y desnuda que Roberto Enfrentado masajeaba con su enormes manos dejándola lista para el buen caminar, pero lo difícil del caso consistía en que a pesar de numerosas cesiones no mejoraba, así es que tendría que seguir visitando su casa.

En la funeraria tendido en un ataúd gris como el cielo de aquellas horas, el negro Venancio le dijo adiós al mundo en medio de un día complicado, haciendo valer la profecía de quien muere cuando llueve, en vida fue una persona muy buena, cerró los ojos luego de cantar una canción de cuna rodeado de sesenta y un nietos, los familiares lo tuvieron que cambiar de sitio en más de una ocasión para burlar las goteras que mojaban discretamente al muerto. Esmeraldo Bello el sepulturero encendió su pipa y mirando por la ventana pensó.

- Mira que día para morirse este hombre, ojalá un rayo no parta a nadie porque entonces se complicarían las cosas y de todas formas hay que enterrarlo cuando termine de llover y eso nadie sabe cuándo ocurra.

En el pueblo todo estaba perfectamente planeado, de generación en generación las necesidades propias de la parroquia conformo sus planes para enfrentar las adversidades de la naturaleza entre todos.

Mientras tanto las campanas seguían sonando, comenzaba la gran sinfonía del agua que tantas veces contaran los viajeros que por casualidad pernoctaran en el pueblo y fueran testigos de cómo el día se convertía en noche al compás de instrumentos de máxima factura difícil de poder describir en una partitura.

La Rara Ave del agua sumaba a su cuerpo el sonido inconfundible de la lluvia, el tintineo de los techos, las gotas sobre los cristales de las ventanas, el cielo rajado a la mitad del abismo entre luces relampagueantes que hacían de la oscuridad un día soleado y del sobresaltos y temblores en los pueblerinos a un compás de tres por cuatro o una rumba con tambores ancestrales donde los santos del firmamento también se habían confabulado para participar en el desenfreno original de la vida.

Carlos Vallando El maestro del pueblo dado a la música en su tiempo libre, luchaba desde hacía un buen tiempo en componer un réquiem a las tempestades, hoy de seguro es uno de esos momentos cumbres para lograr su objetivo, la tormenta arrecia y con ella los instrumentos de la naturaleza elevan su volumen.

El viejo teléfono de manigueta y magneto empotrado en la pared de la sala sonó varias veces, Rosenda tomándolo por el mango se lo llevo lentamente al oído temiendo lo peor.

- Hola... ¿Quién habla? ... Solo una voz imperceptible que apenas pudo escuchar y mucho menos entender...Muy lejos en el otro lado del hilo telefónico ocurría lo mismo...
- Oiga no le oigo... llame después... hoy se acaba el mundo.

Amada recostada a la ventana no temía las descargas eléctricas que iluminaban su rostro, desafiaba la furia desmedida de la naturaleza con la mirada perdida, puesta en un punto o en varios puntos eso nunca lo sabremos por qué no lo dijo, el huracán que llevaba dentro no la dejaba comprender con claridad suficiente y fue necesario la caída de un rayo que dividió en dos mitades la palma mocha del patio para que reaccionara, de regreso a la realidad miro a Roberto Enfrentado con tal fuerza que este a pesar de su estatura dinosáurica se sintió empequeñecido e indefenso. 


- ¿No tienes miedo a los truenos?

- No, nunca he temido a nada.

Respondió ella escalofriante. Roberto Enfrentado pensó que aquel no sería un día bueno para atender a su cliente, ella no estaba bien de la cabeza no tenía la menor duda.
- ¿Y tú le tienes miedo? - No lo que me asusta es la luz, luego que pasa y quedas vivo ya no hay problemas.
Estaba en lo cierto ninguna yerba por muy gibara que fuera superaba la hechura de aquella mujer fugitiva de la cordura humana, porque su problema estaba... Un relámpago ilumino la noche y dejo a oscuras la habitación, ella se apresuró y encendió las tres velas de un pequeño candelabro en forma de tridente, un diablo fundido en bronce que sonreía con un guiño malicioso y desenfrenado que alguien compro a las puertas de un garito , lo coloco sobre la mesita de la sala, fue entonces que la figura menuda de Amada pareció crecer, agigantando el reflejo del cuerpo en las paredes ante la combinación perfecta que ofrecía la intermitencia entre cada relámpago.
- No quiero que deje de llover.

- Te gusta la lluvia pregunto Roberto Enfrentado con voz insegura.

- Si, eso lo aprendí de mi abuela ella me decía que la lluvia alimenta todo, no solo a las plantas, el cuerpo también necesita lo que la naturaleza le ofrezca porque de allí llegamos un día, por eso me gustan tanto los ungüentos y las hierbas que preparas, dice la gente que eres brujo, ¿Es cierto eso?

Ella recostó suavemente el cuerpo sobre el sofá y dejo al descubierto aquellas piernas echas de madera recia del monte, moldeadas por generaciones que vivieron en las selvas y fueron violadas en los galeones negreros, piernas de miel y canela molida, desafiantes e inmaculadas por leyendas milenarias de reyes de hojas y sabios hechiceros. La lluvia le había revuelto sus dolencias, aquellas que nadie recuerda que existieran antes por sus síntomas diversos y pecaminosos y que solo podrían aliviarle las enormes manos de Roberto Enfrentado en cesión agotadora e inhumana, con aquellos masajes secretos y sudorosos que solo él conocía y que no estaba dispuesto a enseñar a nadie.

Amada cerro los ojos dispuesta nuevamente a resistir.



Derechos reservados EEUU 2016.